Isla Campeche, un paraiso al sur de Brasil

Vegetación, arenas blancas, aguas celestes que mutan a verde y morros enmarcan esta belleza natural llamada isla de Campeche ubicada en Florianópolis, sur de Brasil.

Playas mansas, bravas, cálidas, juveniles, familiares, con infraestructura o semi-desérticas se pueden encontrar en Florianópolis, capital del estado de Santa Catarina.

A 15 kilómetros del centro de Florianópolis, se encuentra la playa Campeche. El nombre es una contracción de “Champ et Peche”(campo y pesca) y se la adjudican al escritor Saint-Exupéry quien habría visitado el lugar en la década del 20.

Frente a la playa, está la isla de Campeche declarada Patrimonio Arqueológico y Paisajístico Nacional por parte del Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico de Brasil. Además de sus playas, la isla conserva pinturas rupestres y petroglifos con miles de años de antigüedad.

En esta belleza natural se fomenta el cuidado de la flora y la fauna autóctona. Toda la basura generada debe ser llevada de vuelta ya que el lugar no cuenta con servicio de recolección. La isla cuenta con un restaurante (solo pago en efectivo) pero el visitante puede llevar su comida.

Hay tres formas de llegar a la isla:

Desde Barra Lagoa: Es el punto más alejado y demora 1 hora y media en barco de pescadores.

Desde Armação: Son embarcaciones de pesca y la duración del trayecto es de 40 minutos. Las salidas son entre las 08:30 y las 14:00.

Desde playa Campeche: Salen unas lanchas que tardan 5 minutos en recorrer los dos kilómetros de distancia a la isla. Las salidas comienzan a las 9:00, aunque se recomienda llegar antes.

Recomendaciones

El valor del viaje ronda entre los 60 a 130 reales.

La isla tiene un límite de visitantes de 800 personas diarias. El horario de visita es de 09:00 a 17:00.

No hay muelle, por lo tanto, se recomienda ir con ropa de baño para descender de las embarcaciones.

Los senderos terrestres guiados cuentan entre 10 y 30 reales y los acuáticos incluyen los equipamientos y salen 60 reales.